Inicio > Blog > Constelaciones Estructurales > Un viaje maravilloso al país del lenguaje transverbal de SySt®

Un viaje maravilloso al país del lenguaje transverbal de SySt®

por | 29/04/2021

Emana - Espacio de formaciones para profesionales y empresas

Algunos de vosotros puede que ya conozcáis las constelaciones estructurales según SySt® desde hace tiempo, otros tal vez trabajáis con ellas recientemente, y otros tal vez digáis “No, nunca había oído hablar de este tema…”.

En cualquier caso, sea cual sea el punto en el que empieces este viaje maravilloso al país del lenguaje transverbal de SySt®, será diferente. Y eso es bueno porque simboliza nuestra realidad en un sentido figurado, me explico.

Cuando decidimos aprender el idioma transverbal de SySt®, todos comenzamos con diferentes experiencias, antecedentes, conocimientos de un lenguaje. Y, desde esas vivencias particulares, no adentramos en un “país nuevo”. ¿Por qué digo esto?

Por un lado, porque Insa Sparrer y Matthias Varga von Kibéd, los fundadores del lenguaje transverbal de SySt®, se refieren a su obra como “un idioma”. Y, por otro lado, porque después de 12 años que llevo trabajando en ello, cada día me llama más y más la atención que mi propia experiencia ha tenido mucho en común con el proceso de aprender un idioma.

¿Es el lenguaje transverbal un método que se aprende y se aplica?

Desde hace unos años, tengo el placer de acompañar los cursos de los dos fundadores en alemán, ingles y español, y también de enseñar el lenguaje de SySt® aplicado al contexto de negocios (presencial y en línea).

Cuando observo mi propio proceso de aprendizaje, y el de los diferentes estudiantes de Matthias e Insa, tengo la impresión de que las personas que están en contacto con este lenguaje por primera vez lo ven como un tipo de método: algo que se aprende, se apropia y que, después de algunos instantes (para algunos más y para otros menos) en el curso, se sabe y se conoce todo.

Esto me parece comprensible porque, por otra parte, las constelaciones sistémicas se ofrecen, se venden y se experimentan más bien como una herramienta, algo que podemos aprender muy rápido.

Mi propio viaje: una experiencia con un comienzo frustrante

Yo también hice mi “viaje” al país del idioma transverbal por primera vez en 2009, y lo hice con esta misma idea: “Voy a ir a este curso de 3 semanas y después conoceré todo”. Confieso que quedé decepcionada. Decepcionada porque entendí solamente un poquito de lo que se enseñaba. Decepcionada porque lo que había experimentado no coincidía con mi concepto de aprendizaje anterior.

En un principio pensé que el fallo había sido mío: “tú eres demasiado estúpida, no vas a aprenderlo nunca”. Entonces me enojé: ¿Cómo podría alguien entenderlo?

Pasado un tiempo se me pasó ese enfado inicial. Volví a acercarme a la idea de conectar con ese deseo de aprender este lenguaje, y cuanto más observaba a los otros estudiantes experimentados de Insa y Matthias más crecía mi esperanza de que podría llegar a entenderlo, incluso aplicarlo. Esta era mi motivación.

Ese caminar hacia, sin que el deseo por llegar y atraparlo me atrapase a mí, era importante y era lo que podía y quería aceptar para mí misma en ese momento: poco a poco podría entender más. Poco a poco podría aplicarlo más y practicarlo. Poco a poco iba a ir teniendo más contacto con otras personas que también lo conocían. Esta es la razón por la que considero que esta comparación de SySt® con un idioma es excelente.

El triángulo de polaridades de creencias según SySt®, la guía del aprendizaje

Yo no aprendo un idioma en un curso de tres semanas y después pretendo hablarlo. Si realmente quiero aprender un idioma estudio gramática, vocabulario, estudio conjugaciones, declinaciones… hago una profunda inmersión en el polo de conocimiento y saber del esquema del triángulo de polaridades de creencias según SySt®.

¿Qué más se necesita para aprender este idioma maravilloso?

Al igual que con cualquier otro idioma, en este también se necesita la práctica. De igual manera, necesitamos la familiarización con los diferentes formatos, el manejo de diferentes tipos de intervenciones, la confianza de que en el estado del no-conocimiento se puede ofrecer mucho apoyo al cliente, la práctica de la pronunciación, la aplicación de lo aprendido en los diferentes contextos (¿Qué hago en una constelación?, ¿qué hago en una entrevista con el cliente?, ¿qué hago en un taller?). Aquí estaríamos llegando al polo del orden y de la práctica en el esquema del triángulo de polaridades de creencias según SySt®.

Por último, pero no menos importante, si quiero aprender un idioma de verdad hago intercambio con otras personas que hablan este idioma. El volcarse a otras personas para aprender de estas, el amor para enriquecerse mutuamente…, es importante. Las constelaciones sistémicas y estructurales son un idioma transverbal que solo un cuerpo grupal puede hablar, el aprendizaje en un grupo junto con otras personas es una idea básica (que se puede encontrar también en el término Symmathesia de Nora Bateson). Y con eso estaríamos llegando, pensado en el esquema del triángulo de polaridades de creencias según SySt®, al polo de la unión y de la confianza.

Integrar algo nuevo requiere conocimientos previos

Cada vez que escucho a Insa o a Matthias aprendo algo nuevo y pienso “nunca he escuchado eso de esta manera …” Después, descubro en mis viejas notas que eso que hoy pienso que es nuevo ya lo había apuntado, exactamente lo mismo. Lo que sucede es que en ese momento del pasado, cuando yo tomé esas notas, no estaba preparada para integrar en mi conciencia lingüística eso nuevo que hoy he logrado integrar.

Al igual que cuando aprendo otro idioma, hay unos pasos de conocimiento previos que tengo que adquirir antes de entender, por ejemplo, una entonación en un dialecto de una región especifica. Si mi mente se ocupa todavía en distinguir si la palabra necesita un artículo femenino o uno masculino, no seré capaz de entender las diferentes pronunciaciones de las diferentes regiones del país; simplemente, me abrumaría.

Un idioma nunca termina de aprenderse, está siempre vivo

Hoy, cuando escucho a otra persona aprendiendo SySt® hacer una pregunta sobre un tema específico o dar un taller sobre un apartado especial, aprendo, una vez más, una nueva perspectiva, una nueva manera del entender la gramática, una nueva pronunciación… Y este aprendizaje me enriquece, yo me enriquezco aún más.

Quisiera deciros, a todas las personas que estáis al principio de vuestro camino de aprendizaje con SySt®, que lo contempléis como un idioma.

Y, como sucede con las nuevas lenguas aprendidas, todo dependerá de nosotros mismos. En función de la frecuencia con la que viajemos al país donde lo hablan, cómo nos involucramos con las personas que ya hablan este idioma (y hablemos con ellas), y cómo probemos y nos permitamos cometer errores, en función de todo esto, así aprenderemos.

No olvides algo también muy importante: un idioma nunca termina de aprenderse. Incluso Matthias dice de sí mismo que, después de trabajar con temas específicos desde hace 20 años, en este momento solo tiene una pequeña idea de cómo podría ser. Así que, si los descubridores de este idioma afirman esto ¿cómo podemos entonces, como estudiantes, creer que lo hemos entendido todo?

Un idioma está siempre vivo. Constantemente aparecen nuevas palabras, nuevas perspectivas, se sigue desarrollando… y eso es lo maravilloso también de SySt®.

Y ahora, después de haber leído esto, ¿qué opinas? ¿Tienes ganas de viajar?

Bibliografía

  • Insa Sparrer (2007): Einführung in Lösungsfokussierung und Systemische Strukturaufstellungen, Carl-Auer-Verlag
  • Elisabeth Ferrari (2011): Führung im Raum der Werte. Das GPA-Schema nach SySt®, Ferrari Media
  • Nora Bateson (2016): Small Arcs of Larger Circles. Framing through other patterns, Triarchy Press

*Foto de Pixabay

Relacionados

Darse cuenta

No dejo de sorprenderme del impacto y el poder del “darse cuenta“. Aplicado a los cambios personales y profesionales, este “darse cuenta” marca la diferencia

Leer más

Management inteligente. Constelaciones organizacionales en empresas

¿Conoces el libro Management inteligente. Constelaciones organizacionales en empresas“? Hoy no queremos dejar pasar la oportunidad de presentarte esta maginfica y recomendable obra. Sus autores,

Leer más

Las constelaciones sistémicas con Georg Senoner

¿Habéis oído el “clic”? ¿No? Pues yo lo he oído muy fuerte, aquí en mi cabeza. Muy fuerte. ¿Seguro que no lo habéis oído? Fueron

Leer más

Comentarios

2 Comentarios

  1. Elena Guadalupe Barri

    Hola!
    Buenos días en México.
    Nora Bateson supongo que es hija del famoso Gregory Bateson.
    El inspirador de todo el nuevo lenguaje de la PNL.
    Es muy interesante.
    Programas de lenguaje de cada persona y cómo uniformar el pensamiento.
    Me parece muy interesante.
    Gracias por compartir.
    Me gusta. Veré más a profundidad éste tema.
    Hasta pronto! Saludos desde México.

    Responder
    • Anja Meinen

      Me alegro mucho saber que esto es interesante. Sí, Nora Bateson es la hija del famoso Gregory Bateson y lleva años desarrollando sus propias teorías y sus aplicaciones basadas en sus ideas.
      Gregory Bateson es una fuente importante de SySt e Insa y Matthias trabajan con Nora de vez en cuando y se inspiran mutuamente.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *